miércoles, 6 de octubre de 2010

Noticia Rueda de Prensa "Residuos Sólidos"



La “basura” puede convertirse en productos valiosos



Cultura de reciclaje permite disminución de contaminación ambiental



La educación ambiental, es una materia que deberían recibir todos. De la manera que se trate al medio ambiente, éste nos tratará a nosotros.



Los residuos sólidos, mal conocidos como basura, cada vez se hacen más numerosos en las calles de San Cristóbal, ocasionando además de una grave contaminación ambiental, múltiples enfermedades en los ciudadanos que conviven entre ésta. Este tema se trató en una rueda de prensa realizada en las instalaciones de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) por parte de la ingeniera Karena Rodríguez.




Rodríguez, quien es docente en la carrera de ingeniería ambiental, es además ingeniero agrónomo especialista en estudio y evaluación del impacto ambiental. Actualmente se encuentra trabajando en el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos, en la misma UNET y en el cual realizan campañas de sensibilización a las comunidades en el tratado de los residuos que generen en sus hogares, esto como parte del servicio comunitario de los alumnos.



En la actividad, se explicó la diferencia entre residuos, los cuales son aquellos que quedan después de consumirse y que pueden ser reutilizables o reciclables; mientras que los desechos son los que ya no sirven para su destino final y por ende deben ser desechados. Ambos son generados por las actividades que realiza el hombre y son factores de contaminación de no dárseles el tratamiento adecuado.



Entre los problemas ambientales que se presentan en nuestro estado, destacan la contaminación por la acumulación de residuos en los sitios de disposición, creando nidos de animales infecciosos como ratas; además de la descarga de los desechos en áreas urbanas, los cuales desprenden gases tóxicos y por último la contaminación del agua debido al lixiviado – agua que genera los desechos - y que va a los cauces que surten del importante líquido.



Informa Rodríguez, que estos problemas tienen diversas causas, que van desde el alto crecimiento poblacional, los hábitos derrochadores y consumistas de la población, una tendencia a fabricar productos de ciclo de vida cortos, es decir, que tengan que desecharse sin opción a ser reutilizados; una ausencia de cultura ecológica, y pocos planes y sanciones por parte de las instituciones públicas competentes como la Alcaldía o el Ministerio del Ambiente (MPPA).



Las soluciones a estos problemas están en las manos de todos los ciudadanos, dijo Rodríguez. Todo comienza desde el hogar, al momento de recoger los residuos hay que tener en cuenta si son orgánicos (restos de alimentos, papel, cartón) o inorgánicos (vidrios, metales, plásticos) separarlos en contenedores diferentes; asimismo al momento del transporte, éste debe hacerse en un camión adecuado y finalmente ser depositados en un relleno sanitario que cumpla con óptimas condiciones.



Táchira no cuenta con un relleno sanitario



La zona metropolitana del estado, en la que se encuentran municipios como San Cristóbal, Cárdenas, Andrés Bello, Guásimos, Torbes, entre otros; tiene como lugar de destino final de residuos sólidos San Josecito, municipio Torbes, el cual es mal llamado “relleno sanitario”, sin embargo aclara Rodríguez que un relleno sanitario es toda una obra de ingeniería en el que se le da el tratado a los desechos y luego de su vida útil (25 años) puede reutilizarse el lugar para otros fines como recreativos.



San Josecito es un vertedero de basura a cielo abierto, que se encuentra colapsado desde hace más de 8 años, del 100 por ciento de los residuos que llegan a él, un 79 por ciento podría ser reutilizado aunque actualmente sólo un 30 por ciento recibe este proceso. Las personas que laboran allí no cuentan con las mínimas normas de seguridad o sanidad, y los vecinos de comunidades aledañas se ven rodeados de enfermedades constantemente.



Finamente Rodríguez puntualizó, que este trabajo de educación ambiental y conciencia ecológica, se debe realizar de forma mancomunada entre: ciudadanía, universidades e instituciones del Estado, para obtener el beneficio de una mejor calidad de vida local y global.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada